compartir en:

Hace algunos días, medios de comunicación dieron a conocer una historia de crueldad en la que un hijo abandonó a sus padres de la tercera edad a la deriva.

Se trata del Hugo e Hilda, de 92 y 86 años respectivamente, quienes acompañaron abordaron un taxi para acompañar a su hijo a un bar a petición de él.

Pero lo que no sabían era que la intención de su hijo era otra.

Al llegar a las instalaciones del bar, pidió comida para sus padres y prometió volver para recogerlos, pero eso jamás ocurrió.

A medida que pasaba el tiempo, la gente se retiraba del lugar y los abuelos permanecían dentro, esperando la llegada de su hijo, hasta que empleados del bar comenzaron a sospechar.

Era muy tarde cuando el encargado llamó a las autoridades para informarlos de la situación, por lo que los llevó a la comisaría en donde se logró contactar a otro de sus hijos.

A pesar de que los padres se encontraban desamparados, el otro hijo tardó poco más de 8 horas en ir por ellos a la estación de policía y explicó que atravesaba por una enfermedad.

“Lamentablemente papá y mamá quedaron en la calle, porque no pudieron sostener el alquiler”, reveló.

Hasta el momento se sabe que este segundo hijo será quien de asilo a sus padres en su casa de Rosario, Argentina.