compartir en:

El joven de 21 años que fue captado en cámaras de seguridad con una AK-47 y que más tarde aceptó ser el autor intelectual y material del tiroteo, aceptó delante de los detectives que su intención era matar mexicanos, así lo notificó hoy The Washington Post.

De acuerdo con este medio, fueron los funcionarios que acudieron a la escena quienes vieron a Crusius cerca del almacén. Uno de los detectives, identificado como Adrián García, declaró las duras intenciones del pistolero: “Yo soy el tirador”.

García relató lo siguiente: “El acusado declaró que estando dentro de la tienda abrió fuego usando su AK-47 disparando a múltiples inocentes”, además dijo que sus objetivos eran mexicanos.

Cabe mencionar que en redes sociales Crusius había hablado sobre la comunidad hispana y la “invasión” que estaban haciendo al territorio estadounidense.