compartir en:

Por Patricia Guillén

En Tlatelolco, nueve de cada 10 de delitos cometidos no han sido denunciados, de acuerdo con una encuesta aplicada por la organización ciudadana Causa en Común. De enero a octubre de 2016, el 90 % de actos delictivos como robo a vehículo, casa habitación y transeúnte, hasta abuso sexual, no fueron registrados ante el Ministerio Público; por lo que existe una “cifra negra” sin atender.

Miguel Garza Flores, investigador de Causa en Común, precisó que dicha encuesta aplicada en Tlatelolco arrojó que tres de cada 10 habitantes de la zona han sido víctimas de diversos ilícitos.

Dijo que, además del robo de autopartes, los vecinos delatan la existencia de narcomenudeo, y que derivado de ello “hay consumo fuerte”.

“Mientras el delito es más grave, normalmente la cifra negra es más alta; la violación, secuestro y narcomenudeo son delitos que difícilmente la gente reporta, y se necesita confianza. Ante la falta de denuncia, entonces hay un registro bajo”.

Miguel Garza indicó que es necesaria la participación de otras instancias, que actualmente no existe el apoyo del gobierno capitalino y que no es suficiente la intervención de la delegación Cuauhtémoc.

El especialista sugirió un modelo de policía auxiliar que interactúe con la gente y “que haga patrullaje a pie”.

Causa en Común realiza un proyecto piloto en Tlatelolco, Santa María la Ribera y Guerrero, con la finalidad de ubicar el nivel de incidencia delictiva que impacta en la ciudadanía, así como medir el nivel de confianza de la policía.

Silvia Zambrano, vecina del lugar, evidenció la falta de intervención de los mandos judiciales, aunada al aumento de inseguridad. Son constantes los enfrentamientos entre los propios residentes que han llegado a los golpes hasta por un lugar de estacionamiento, declaró.

“Por lo mismo que no tenemos seguridad, a los vecinos ya no les interesa llegar a esos extremos de la agresión física. Ya todo es impune, la gente hace lo que quiere; aquí impera más la relación o influencias que se tengan porque sino no hacen nada las autoridades, a todo le dan carpetazo”.

Relató que recientemente fue golpeado el vigilante, tan sólo por pedir que desalojaran un cajón de estacionamiento que estaba ocupado por otra vecina a quien no le correspondía. El hecho quedó registrado en la carpeta de investigación CI-FSP/S/UI/-B-2 C/D/81176/08-2016, al final fue el elemento quien tuvo que pagar una multa de mil 325 pesos, acusado de tirar agua en la vía pública.

“La inseguridad está muy mal en Tlatelolco, hemos visto que a punta de pistola le arrebatan las cosas a la gente”, acusaron los residentes.

Manifestaron “que los seis policías que hay en la zona siempre andan juntos haciendo los disque rondines”.

El mes pasado el Oxxo, ubicado en la primera sección, fue asaltado, y hace dos meses robaron el automóvil de un estacionamiento.

Asimismo, el señor Rodolfo Ramírez Lorenzo teme por su seguridad, pues recientemente fue golpeado en la puerta de su departamento, en el edificio Allende.

Miguel Garza Flores, investigador de Causa en Común, añadió que ya se ha fracturado el tejido social, por lo que también buscan la reintegración de los colonos.

Entre otros casos, dijeron los vecinos, también fue golpeada la señora que vende los periódicos afuera de la estación del Metro Tlatelolco, a quien dejaron hasta “con el ojo morado”.

Por su parte, Gonzalo Espina Miranda, presidente de la Comisión de Seguridad Pública en la Asamblea Legislativa, exhortó a las autoridades a esclarecer los abusos sexuales que Diario de México ha documentado.

Habría que revisar porqué se están dando este tipo de violaciones en esta zona, si son por extraños o son afines a las víctimas”, sentenció.

El diputado panista Gonzalo Espina insistió a los colonos acercarse a dicha Comisión para instalar algún “código águila” o más vigilancia para prevenir la delincuencia.

Además, adelantó que revisarán a través de la Procuraduría General de Justicia capitalina en qué estatus se encuentran cada uno de los casos que fueron denunciados y “ver que se castigue a los delincuentes”.

Espina Miranda indicó que ya fue reforzado el presupuesto de la Secretaría de Seguridad Pública para que se vea reflejada en las calles de la capital.

“Tenemos que trabajar de la mano con las autoridades, aunque muchas veces cuando nos acercamos a ellas dicen que no hay denuncias, y al no haberlas se quedan como leyendas urbanas, por eso pedimos a los ciudadanos que denuncien para que desde la Comisión podamos presionar a las autoridades. No por eso minimizo y digo que no existan o no esté pasando”, concluyó Miranda.