compartir en:

La existencia de este extraño lugar ha desconcertado a todo el mundo.

Desde hace cuatro años, las autoridades de Tokio autorizaron leyes que permiten la venta de carne humana en restaurantes; dichos establecimientos deben contar con los estándares de sanidad que se exige.

Ubicado en un barrio no muy transitado de esta ciudad, el restaurante “Resu ototo no shokuryohin”, que traducido al español es “Hermano comestible”, vende todo tipo de crane humana.

De acuerdo con un visitante, la textura depende de la pieza que sea consumida, ya que hay partes blandas y otras no tanto. En cuanto al sabor, la persona menciona que es como comer cualquier otra carne, puesto que es condimentada con especias y no es posible percibir el sabor natural.

En el menú, los precios va de 100 y 1200 euros, y la carne es 'oficial', ya que existen personas que antes de morir autorizan la venta de su carne como consumo.

Quienes desean vender su carne, deben someterse a un estricto régimen alimenticio y aun tratamiento especial para evitar el deterioro del 'producto'.