compartir en:

Un trágico final tuvo el prisionero Clauvino da Silva, de 42 años, quien fue hallado muerto al interior de su celda tres días después de intentar escapar y fallar.

El integrante de una banda de poderosos narcotraficantes se encontraba cumpliendo una sentencia de 74 años en la prisión de Río de Janeiro, cuando decidió armar un plan de escape que incluía deshacerse en prisión de su hija de 19 años.

De acuerdo con medios locales, Clauvino intentó escapar de la prisión vestido de mujer, usando una máscara de silicona y una peluca, identidad que le robaría a su hija, quien permaneció dentro de la prisión en ‘horario de visita’.

Todo marchaba bien, hasta que los guardias de seguridad notaron que ‘la chica’ estaba nerviosa y decidieron inspeccionarla hasta llevarse la sorpresa de que se trataba de un hombre.

El clip divulgado por la policía de Río muestra al hombre quitándose el disfraz y mostrando su verdadera identidad.

Al enfrentar un nuevo cargo, el hombre fue trasladado a una prisión de máxima seguridad en donde 3 días después fue hallado sin vida, en aparente suicidio.

Hasta el momento la hija es investigada por la complicidad en el escape de su padre.