compartir en:

Tras varias semanas de polémica, este jueves el Tribunal Supremo falló en contra de la pregunta sobre la ciudadanía en el censo de 2020, lo anterior por considerar que el gobierno de Donald Trump no dio una razón adecuada para justificarla.

La propuesta del presidente Trump, fue rechazada con una votación de 5 jueces en contra y 4 a favor.

El gobierno pretendía que en el cuestionario del censo incluyese una pregunta sobre el estatus legal de los residentes, una medida que organizaciones civiles tachan de “racista y discriminatoria”.

Sin embargo, esta disputa aún no termina pues los jueces del máximo tribunal solicitaron al Departamento de Comercio, encargado de elaborar el censo, que proporcionen otra explicación sobre la inclusión de esa pregunta.

El gobierno sostiene que esta pregunta es fundamental para entender mejor la composición de la población, pero la oposición dice que, en realidad, sólo serviría para intimidar y restar visibilidad a la comunidad inmigrante.

La medida ya había sido bloqueada por tres jueces federales, incluyendo Jesse M. Furman, de Nueva York, por considerarla ilegal.

 

No