compartir en:

Tras los polémicos mensajes de Donald Trump en contra de legisladoras demócratas a quienes dijo que volvieran “de donde vinieron”. El presidente salió a decir este martes que no tienen un hueso de racista en su cuerpo

Las cuatro congresistas aludidas replicaron airadamente al presidente. Se trata de Alexandria Ocasio-Cortez (representante de Nueva York, de origen portorriqueño), Ilhan Omar (de Minnesota, estadounidense nacida en Somalia), Ayanna Pressley (una legisladora negra que representa a Massachusetts) y Rashida Tlaib (de Michigan, de ascendencia palestina).

Ante tales palabras del presidente, los demócratas, que controlan la Cámara de Representantes, someterán este martes a votación una moción para condenar las declaraciones del presidente.

"No se nos acallará", dijo Pressley, llamando a los estadounidenses a "no morder el anzuelo" ante estos ataques que, según dijo, apuntan a desviar la atención de los verdaderos problemas del país.

Trump no se quedo callado y criticó la iniciativa de los demócratas.



“Lo que ellos denominaron como una votación convocada para hoy es un engaño. Los republicanos no deberían mostrar 'debilidad' ni caer en su trampa", dijo Trump en el mensaje en que negó ser racista.

 

No