compartir en:

Esta mañana el presidente Donald Trump, acudió a Long Island para un programa de recaudación de fondos para su campaña electoral, sin embargo, fue recibido entre gritos y protestas.

Al menos 50 personas se dieron cita en el aeropuerto Francis S. Gabreski de Westhampton antes del mediodía, para recibir al presidente.

Entre los manifestantes se encontraban personas que apoyaba y gente en contra de Trump.

Trump comenzó su día en los Hamptons en la casa de Bridgehampton, conocida como "Sandcastle", del desarrollador Joe Farrell para las 12:30 p.m. recepción.

La recaudación de fondos beneficiará a la campaña 2020 de Trump y al Comité Nacional Republicano.