compartir en:

Este lunes el presidente estadounidense Donald Trump, lanzó una vez más una propuesta donde miles de inmigrantes se verían afectados, ya que deben de elegir entre aceptar ayuda financiera o buscar un permiso de residencia para vivir y trabajar legalmente en Estados Unidos.

Kirstjen Nielsen, secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, informó mediante un comunicado que la ley de Estados Unidos ya establece que aquellos que buscan inmigrar a este país deben demostrar que pueden mantenerse económicamente.

“Esta regla propuesta implementará una ley aprobada por el Congreso con la intención de promover la autosuficiencia de los inmigrantes y proteger los recursos limitados garantizando que no es probable que se conviertan en una carga para los contribuyentes estadunidenses”, afirmó.

En pocas palabras, esta medida implantada por el gobierno de Trump, impide que personas que reciben ayuda en efectivo del gobierno federal puedan recibir permisos de residencia.

De ahora en adelante si quieres tramitar la petición de residencia permanente o "green card" y has obtenido cupones de alimentos o atención médica mediante Medicaid, este trámite gubernamental se te será negado y se te penalizará por querer “beneficiarte” de estas dos cosas.

Ante esta propuesta, activistas, líderes políticos, inmigrantes y otros manifestantes se dieron cita en Lower East Side de Manhattan para expresarse en contra de esta nueva ley, lo cual provocaron decenas de arrestos.

“Es injusto e inhumano la propuesta del gobierno”, se oía en la protesta donde manifestantes se sentaron en la mitad de la calle.

Para la comunidad proinmigrante señalan que este acto es cruel, puesto que inmigrantes deben escoger entre la comida o la posibilidad de su residencia permanente.

Javier Valdés, director ejecutivo del organismo civil se Hace Camino Nueva York,  concidera como dramática puesto que “criminaliza la pobreza en comunidades de color en todo el país”.