compartir en:

Ante la crisis mundial que enfrentamos por el COVID-19, el presidente Donald Trump anunció que prohibirá temporalmente los cruces no esenciales en la frontera con México.

Además, Trump dijo que invocará una ley federal que le permite prohibir el ingreso de solicitantes de asilo y personas que cruzan la frontera.

El mandatario precisó que solo quiere permitir los cruces considerados esenciales, para el sector médico, el militar y otros.

Esta decisión se basa en el del código legal estadounidense, que permite prohibir la entrada de personas “de los países o lugares” pertinentes cuando el director de Salud Pública de Estados Unidos, determine que hay “peligro grave” de que se “introduzca” en el país una “enfermedad contagiosa”.

Cuando se active la medida, en los puertos de entrada oficiales de la frontera con México, los agentes tan solo dejarán entrar a ciudadanos estadounidenses, residentes permanentes o a los extranjeros de países sin vetos con su documentación en regla.

No