compartir en:

El presidente estadounidense Donald Trump renovó su crítica al actual sistema que permite la llamada migración en cadena, por vínculos familiares, y se pronunció por imponer la pena de muerte a los responsables de atentados como el registrado este lunes en Nueva York.

El mandatario urgió al Congreso a responder con prontitud a ese incidente, y señaló que el fallido ataque es un nuevo ejemplo de la necesidad de endurecer las leyes migratorias, incluida la aplicación de la prohibición al ingreso de ciudadanos de varios países, autorizada hace poco por la Suprema Corte de Justicia.

“El intento de asesinato en masa en la ciudad de Nueva York (el segundo ataque terrorista en La Gran Manzana en los últimos dos meses), una vez más resalta la urgente necesidad de que el Congreso promulgue reformas legislativas para proteger al pueblo estadounidense”, dijo en una declaración.

NUEVAS LEYES

Trump dijo que su orden ejecutiva para restringir la entrada de ciudadanos de ocho países es sólo un paso para asegurar el sistema de inmigración, y afirmó que la migración en cadena es incompatible con la seguridad nacional del país.

“Como he dicho desde que anuncié mi candidatura a la presidencia, Estados Unidos debe arreglar su sistema de inmigración laxo, que permite que demasiadas personas peligrosas e inadecuadamente examinadas tengan acceso a nuestro país”, apuntó.

El mandatario se pronunció igualmente por la imposición de penas más severas permitidas por las leyes contra de los condenados de cometer actor de terrorismo, “incluida la pena de muerte en casos apropiados”.