compartir en:

Los comentarios de Trump son motivo de pleitos e indignación, y en esta ocasión quien se encendió de furia en contra del presidente de los Estados Unidos fue la ex primera dama, Michelle Obama, quien defendió a una representante demócrata que había sido ofendida por Trump.

Y es que el mandatario aseguró públicamente que Ilhan Omar, representante demócrata por Minnesota, no amaba a los Estados Unidos, por lo que debía “volver de donde vino” cuanto antes.

Michelle le llamó la atención al presidente por la clara muestra de racismo que estaba haciendo al realizar esos comentarios, también hacia la representante de NY, Alexandria Ocasio Cortes y otras representantes de distinto origen.

Se sabe que los comentarios de Michelle Obama van dirigidos a Trump, pues recientemente, simpatizantes del republicano gritaron “que enviara de vuelta” a Ilhan Omar.

"Lo que realmente hace grande a nuestro país es su diversidad. He visto esa belleza de muchas maneras a lo largo de los años. Ya sea que nazcamos aquí o busquemos refugio aquí, hay un lugar para todos nosotros. Debemos recordar que no es mi América o su América. Es nuestra América", dejó en claro.

Pero… ¿Qué hizo Ilhan Omar para ganarse’ el odio de Trump?

Todo ocurrió el pasado domingo, cuando el presidente denunció ‘hostigamiento’ luego de darse a conocer un reportaje de The Washington Post, en donde señalan a Trump por atacar a cuatro demócratas.`

Sobre ellas, dijo que “son personas débiles, inseguras y que nunca podrán destruir a nuestra nación”, refiriéndose también a Rashida Tlaib, representante demócrata de Michigan y Ayanna Pressley de Massachusetts.