compartir en:

La deportista Paola Pliego Lara, esgrimista nacida en México, sorprendió con la noticia de su cambio de nacionalidad y explicó los duros motivos por los que se vio obligada a hacerlo.

La joven esgrimista anunció en su cuenta de Twitter que ya no representará a México:

“Querido México: Hoy es un día que nunca esperé que llegara; debo compartirles una de las decisiones más difíciles que he tenido que tomar a lo largo de mi vida, y que mi corazón me demostró, es la correcta.

Amo profundamente a México; representarlo en casa y en el extranjero y escuchar nuestro himno nacional, viendo ondear la bandera tricolor en lo más alto, será siempre motivo del mayor de mis orgullos.

Sin importar mis esfuerzos y resultados, fui víctima de la corrupción; de los dirigentes deportivos; y, de sus intereses personales.

Me arrebataron injustamente la posibilidad de continuar representando a nuestro país y se han empeñado en afectar mi carrera, machar mi nombre y mi trayectoria, precisamente las personas que se supone, deberían estar ahí para apoyarnos y defendernos. De ello no se salva nadie; los intereses políticos y económicos están por encima de los logros y los esfuerzos deportivos, sin importar la filiación, las promesas o postulados de los dirigentes en turno…”, explicó en una carta de dos cuartillas.

De acuerdo con ESPN, la deportista se naturalizó con nacionalidad de Uzbekistán para representar a este país.

Antecedentes 

Es importante mencionar que Paola lleva una batalla legal desde el 2016 con la Federación, la Conade y el Comité Olímpico Mexicano luego de las múltiples trabas con las que se ha atravesado para competir en los Juegos Olímpicos:

En el 2016, quedó fuera de los Juegos Olímpicos de Río luego de dar positivo en control de antidopaje por modafinil. Pero después fue exonerada debido a que la Federación Internacional de Esgrima analizó la muestra en un laboratorio alemán, en donde concluyeron que la molécula de esa sustancia fue confundida con la de un medicamento.

En el 2018, no le fue posible participar en la Copa del Mundo en Baltimore, debido a que Jorge Castro (quien en ese entonces dirigía la Federación) no la inscribió.

La joven deportista denunció la falta de apoyo en la carta, señalando al exdirector de Conade, Alfredo Castillo, de no hacer nada al respecto de la equivocación en la prueba de dopaje, a Carlos Padilla, actual presidente del Comité Olímpico por actos de corrupción, así como a la ex deportista Ana Gabriela Guevara:

“Te quedaste en el discurso cuando eras nuestra esperanza. Prometiste ayudarnos y lo creímos, pues conoces el valor del esfuerzo, del trabajo y del sudor; se te olvidó quienes somos los más vulnerables aquí; pensamos que querías dirigir y cambiar el deporte, no utilizarnos para buscar una mayor proyección política. Me decepcionaste terriblemente con la falta de empatía. Espero equivocarme; nunca es tarde para rectificar”.

 Respuesta de Ana Gabriela Guevara

Luego de la polémica por las acusaciones de Paola, la titular de la Conade declaró para ESPN que ella siempre acompañó y apoyó a la esgrimista.

“Lamentable, es un hecho que duele mucho por dos cosas. Una es perder un elemento de nuestro país y la otra es su postura. Creo que en todo momento estuve a favor y acompañándola en todo el proceso. No ahora que estoy en la Conade, desde antes que estuve en el Senado”, expresó.

“Lo lamento por la admiración que sentía por mí, pero vamos a seguir trabajando por el deporte mexicano. No estoy de acuerdo con la postura de la Federación, pero son cosas que están fuera de mi alcance”, puntualizó deslindándose de lo ocurrido.