compartir en:

Vaya pleito el de estos vecinos ingleses, quienes decidieron arreglar sus diferencias nada más y nada menos que con tablas de madera de la cerca que uno de ellos estaba construyendo.

En las imágenes captadas por otro vecino es posible observar que los dos hombres tienen en su poder un largo y delgado trozo de madera con el que atacan a su oponente.

Una mujer intenta intervenir y detener el pleito, pero no lo consigue, por lo que finalmente se une e incluso arroja una escoba hacia la vivienda de al lado.

Toda la hazaña es vista por otro inquilino que permanece asomado por la ventana ubicada en la parte superior de la vivienda.

La batalla tuvo lugar en Dorcaster, Inglaterra, y culminó con lesiones que no se reportaron a las autoridades.

Al parecer todo comenzó cuando uno de ellos no estaba de acuerdo en la colocación de la cerca.