compartir en:

Por Patricia Guillén

Comunidades, Vida y Dignidad exigió a la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP) y a la Secretaría de Educación Pública detener el operativo Mochila Segura por considerarlo violatorio a los derechos de la infancia, a la seguridad jurídica, a la intimidad y principalmente por criminalizar a niños y jóvenes.

Alan Jiménez Reynoso, director de la asociación civil, dijo que es necesario que exista una consulta a los menores.

“Se debe debatir de manera colectiva en las escuelas, no es una decisión individual; los alumnos tienen que ser consultados”.

El activista informó que presentaron ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) una queja contra dicho dispositivo para que investiguen y emitan una recomendación a los funcionarios responsables de presuntas violaciones a los derechos humanos cometidas en agravio a la población estudiantil de la Ciudad de México.

Indicó que Mochila Segura “no previene la violencia o el delito; el operativo no soluciona nada, lo que se debe hacer es detenerlo e implementar acciones de prevención. Los padres de familia son quienes deben tener un diálogo permanente con sus hijos”.

Por su parte, la SSP argumentó que “el objetivo es ser respetuosa de los posicionamientos políticos y sociales, y siempre aplicará la ley”, en caso de algún llamado de la CNDH.

La policía local garantizó la integridad personal y patrimonial de docentes, alumnos y padres de familia; exhortó a evitar la alteración del orden público  y la comisión de ilícitos.

Además, con el operativo “se retroalimenta a los alumnos con pláticas de cultura de la legalidad para explicar las causas y consecuencias del uso de armas de fuego”.

También “fomenta valores éticos y destacan el valor de las normas para la seguridad y convivencia”.

De acuerdo con la policía, para ejecutar el operativo existen reuniones de trabajo con autoridades escolares federales y locales, la UNAM, UAM, Bachilleres, instituciones públicas y privadas, y padres de familia.