compartir en:

Las redes sociales son un arma de dos filos, puedes volverte muy popular y recibir comentarios positivos, o puedes ser el centro de las críticas.

Así le ocurrió a dos YouTubers españolas que realizaban el reto de “24 horas haciendo felices a los demás”, tratando de mostrar su lado solidario en algunos “barrios pobres o conflictivos de Valencia”.

El video se volvió viral, pero no por el gesto de ayuda, sino porque algunos usuarios dijeron que se trataba de una burla.

La dueña del canal, Maribe, pidió a su amiga que la acompañara en el volante mientras ella entregaba madalenas desde la ventana de su auto.

Las chicas fueron duramente criticadas en las redes sociales, por lo que expresó su sentir en su cuenta de Instagram:

“A veces lo que quieres expresar o comunicar no se percibe como tú lo sientes, por lo tanto, algo ha fallado en el mensaje y ahí hago autocrítica personal. Pero no en el fondo”.